El portero del Santiago Futsal Carlos Barrón Redondo ha sufrido una fractura sin desplazamiento de la diáfisis del tercer metacarpiano de su mano izquierda tras un golpe fortuito en el entrenamiento de ayer por la tarde en las instalaciones del Oca Nova Manzaneda, donde el club santiagués se encontraba haciendo una pequeña concentración de pretemporada. 

El portero cordobés deberá estar tres semanas con el dedo inmovilizado y un total de 6 aproximadamente para volver a competir.