Nace un nuevo proyecto, nace el Santiago Futsal


A pesar de que actualmente el nombre del club es Santiago Futsal, originalmente el club se fundó con el nombre de Autos Lobelle, cuando la empresa presidida por D. José Antonio Lobelle se trasladó a Santiago de Compostela en 1985, después de fundarse en Chantada.

Año a año fue logrando ascender categorías hasta llegar a la actual Primera División tras quedar en segundo puesto en la División de Plata en la temporada 2002/2003, un puesto que le permitió ascender tras derrotar al gran favorito, el Benicarló FS en la primera eliminatoria y al Levitt Las Rozas en el encuentro final, al que superó en los penaltis. 

La andadura en la Primera División comenzó en la temporada 2003/2004, y ya desde el principio, el club logró asentarse en la máxima categoría entre los mejores del fútbol sala nacional. Además, la ciudad de Santiago organizó por primera vez la Copa de España, enganchando a múltiples aficionados a este deporte al que han seguido sumándose seguidores. 

La temporada 2004/2005 significó un punto de inflexión en la entidad. Venancio López se puso al frente del equipo para  instaurar un nuevo y ambicioso proyecto deportivo. Venancio López significó prestigio y dotó al club de la competitividad necesaria para codearse con los equipos más fuertes de la categoría. El equipo volvió a sorprender a todos alcanzando las semifinales de la Copa de España y clasificándose para los play off por el título. Sería la siguiente temporada, cuando el club conquistó su primer título nacional, la Copa de España, conseguida en Zaragoza el 22 de enero de 2006. Muy pocas veces un equipo había llegado tan lejos en tan poco tiempo. Ese año se ganó además la primera Copa Xunta de Galicia y se consiguió de nuevo la clasificación para los Play off por el título.

La temporada 2006/2007 supone un cambio en la estructura del club: Venancio López pasa a ocupar la dirección deportiva y "Pulpis” el banquillo del primer equipo. El momento más inolvidable para la afición del club fue la Recopa de Europa de Fútbol sala en la que más de 5.000 aficionados presenciaron en su propia ciudad como el equipo consiguió su primer título europeo. Al año siguiente Venancio López regresa al banquillo santiagués; el equipo cae en la final de la Recopa de Europa, en la Copa roza la final y en la liga cae ante Inter en el tercer partido de los cuartos de final del Play off por el título.

La llegada de Tomás de Dios supone un punto y seguido en la historia del club. El nuevo objetivo es que la cantera comience a dar sus frutos tras el trabajo iniciado por el propio Tomás y Venancio López. Los resultados no pueden ser mejores. La combinación de juventud y veteranía hace que en la primera temporada de Tomás de Dios el equipo llegue a disputar unas semifinales de liga y gane una nueva Copa Xunta. Los éxitos continúan al año siguiente. El equipo juega dos finales de títulos nacionales, pero pierde ambas. La Supercopa de Vigo se escapa a tan solo 11 segundos del final, y un polémico gol fantasma priva al equipo de levantar una Copa de España ante su afición. En la liga el equipo vuelve a ser cabeza serie al término de la liga regular. 

El comienzo de la temporada 2010/2011 no pudo haber sido mejor. El club juega la Supercopa de España en Guadalajara y levanta el título tras derrotar en la final a Inter Movistar tras un gol del canterano Diego Quintela. Esa temporada consigue de nuevo llegar a las semifinales de la Copa de España y de los Play-off por el título tras terminar la liga regular como cabeza de serie.

Tras la marcha de importantes jugadores, el equipo sigue reinventándose, y una temporada más consigue codearse con los más grandes a pesar de disponer de presupuestos cinco o seis veces menores. El equipo consigue llegar a la final de la Copa de España de Logroño donde puso en serios apuros al todopoderoso FC Barcelona Alusport y donde una vez más mostró sus valores de trabajo, sacrificio, humildad y ambición. Además, el equipo alcanzó las semifinales de la Copa del Rey y los cuartos de final del Play-off por el título. 

Con la renuncia de José Antonio Lobelle como presidente al comienzo de la temporada 12/13, el cambio del nombre oficial, la marcha de Tomás de Dios y los ajustes a la realidad económica actual, el Santiago Futsal nació con la misma filosofía, pero tratando de mostrar una estructura mucho más moderna e innovadora con Santi Valladares al frente, un gran conocedor del club y de sus categorías inferiores. Fue el año más duro económicamente hablando, donde la afición tomó las riendas del club promoviendo la Futsalvación, un movimiento social que empujó a la nueva directiva a continuar con el proyecto. Deportivamente fue un año inolvidable, y es que el Santiago Futsal continúo siendo el equipo competitivo al que nos tenía acostumbrado, consiguiendo estar vivo en todas las competiciones oficiales. 

En la temporada 13/14 el Santiago Futsal logró la clasificación para la Copa de España, de la que fue semifinalista, y acabó la campaña liguera en novena posición, un gran mérito de una plantilla que tuvo que superar las adversidades que se le presentaron a lo largo de la temporada.